14 beneficios por los que deberías montar bicicleta

¿Qué ocurre si montas bicicleta con frecuencia?

Pedalear habitualmente es una de las formas más divertidas, relajantes y disfrutables de hacer ejercicio. Aunque en un principio requieres de entrenamiento eventual para lograr mayor resistencia, mejorar las maniobras y obtener un control total de tu bici. Practicar ciclismo es uno de los mejores entrenamientos que puedes hacer para obtener un sin fin de beneficios.

montar-bicicleta_shoperia.png

El uso de la bicicleta fortalece física y mentalmente a las personas.

Hacer ciclismo nos proporciona una mejor forma física general, nos ayuda a liberar estrés  y sin duda, nos da grandes efectos positivos para la salud.

Aquí te tenemos algunos de los beneficios que puedes obtener al montar bicicleta:

 

Frena el envejecimiento cerebral

Con el pasar de los años nuestro cerebro naturalmente va envejeciendo, lo que se traduce a una reducción de materia gris que provoca la pérdida progresiva de funciones.

Existe una correlación entre el ejercicio físico y el tamaño y fuerza del cerebro. Para las personas jóvenes supone una prevención en el envejecimiento y en los adultos de más edad pueden recuperar entre un 1 y un 2% del volumen cerebral al incluir en su rutina semanal ejercicios como montar bicicleta.  

 

Mejora la capacidad de concentración

El ejercicio puede ayudarnos a mantener la concentración con más facilidad. Diversos estudios demuestran que las personas que practican ejercicio regularmente se concentran más fácil, y aquellos que comienzan a hacer ejercicio notan una mejora inmediata en la capacidad de concentración.

 

Te ayuda a dormir mejor, libera el estrés, regula y evita la depresión

Como ya lo hemos mencionado, pedalear es un antídoto perfecto contra el estrés, la ansiedad y ayuda a equilibrar el cansancio mental con el físico.

El ejercicio físico permite oxigenar el cerebro y crear determinadas hormonas que ayudan a combatir estos estados negativos como la depresión, que está directamente relacionada con el sedentarismo. Al practicar un deporte que nos brinda libertad, así como la posibilidad de disfrutar de paisajes que nos proporciona la destreza de desconectarnos del día a día, nos permite vivir de una manera más placentera, con los niveles de ansiedad al mínimo ya que se  disminuyen.

Todo esto está directamente relacionado con la prevención del insomnio, ya que al liberar nuestra mente el descanso llega de manera natural.

 

Quema grasas y reduce los niveles de colesterol

Una forma efectiva de reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares es montar en bici. Se estima que en una hora de pedaleo al día, se puede llegar a quemar aproximadamente unas 500 calorías, y todo esto sin llevar un ritmo demasiado exigente.

Es por esto, que el ciclismo ayuda a quemar grasas de forma significativa, manteniendo la salud de tu de cuerpo mientras reduces los niveles de colesterol LDL (también conocido como colesterol ‘malo’). Por otro lado, el colesterol HDL –el bueno- aumentará, ya que los vasos sanguíneos ganarán flexibilidad.

Fortalece el sistema inmunológico

Practicar ciclismo tiene gran influencia en nuestro sistema inmunológico, debido que las defensas se elevan de forma inmediata, acelerando la creación de las llamadas células “come bacterias” o fagocitos. ¿Increíble verdad? Todo este proceso es  gracias al pedaleo.

 

Ayuda a evitar lesiones óseas y mejora la circulación.

Debido al esfuerzo físico durante el pedaleo, nuestro sistema sanguíneo se activa positivamente. Por otra parte, es recomendable para personas con osteoartritis y aquellas que quieran evitar algún tipo de lesión. Pues,  fortalece los huesos lo que ayuda a evitar lesiones o fracturas óseas.

Cambios en tu cuerpo al practicar ciclismo

Lo mejor de este deporte es que lo puedes llevar  a cabo en cualquier momento del día y de múltiples formas, como por ejemplo: Dar un paseo en familia con las bicicletas y visitar el parque o como medio de transporte para ir al trabajo o al gimnasio.

Muchas otras personas prefieren las bicicletas  de montaña para irse de excursión  y desconectarse de la vida rápida que ofrece la ciudad. Sea cual sea tu preferencia para ejercitarte, es bueno que tengas presente montar en bicicleta generara una serie de efectos positivos en cuerpo, tanto físicamente como internamente.

Mejora el tono muscular

Sí uno de los beneficios que podrás notar desde la primera o segunda semana, es que ejercitarte constantemente con tu bici, fortalece los músculos, como: Los muslos, las pantorrillas, los cuádriceps, los glúteos, la zona lumbar, el abdomen, los pectorales, los hombros y espalda se ven beneficiados gracias al ciclismo.

Como te harás dado cuenta, este deporte tonificar todo el cuerpo y reafirmar los músculos inferiores y superiores de nuestro cuerpo. Sin embargo, un claro indicativo de que practicas ciclismo son los músculos de las piernas ya que se ven notablemente más fuertes debido a que su tamaño aumenta. 

Núcleo más firme

cycling_shoperia.jpg

Una de las zonas con más firmeza es la del torso central, denominada como el core o núcleo que al ejercitarse se ve beneficiado y más cuando se practica ciclismo regularmente, haciéndolo más fuerte y mucho más equilibrado. Estos efectos tienden a ser aún más pronunciados cuando se realiza ciclismo de montaña, ya que el terreno influye mucho por su nivel de dificultad. Los ciclistas que se aventuran a esta práctica ganan mayor destreza en el nivel de maniobrabilidad.

Mayor resistencia en zonas de contacto

Las manos, los pies y las gluteos son zonas que están en permanente contacto con la bici al momento de pedalear, practicar este deporte constantemente permite que nuestro cuerpo se adapte mejor. Si bien existen accesorios de amortiguación, como shorts acolchados y asientos especiales para mejorar la comodidad, durante las salidas de tiempo prolongado tendemos a sentir dolor en estas zonas pero mientras más km recorras mayor “insensibilidad” generaras haciendo de tu rutina de entrenamiento o tiempo de recreación mucho más agradable.

Mayor capacidad pulmonar

A medida que realice distancias cada vez más largas tu cuerpo tendrá que trabajar más duro pero lo hará con más facilidad, estas demandas ayuda a que tu capacidad pulmonar aumente haciendo que el ejercicio y las actividades cotidianas sean más fáciles y con mejor niveles de energía.

 

Fortalece el corazón

Practicar ciclismo mejora y hace más resistente a nuestro corazón. Estimula y mejora nuestra salud cardíaca, reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Refuerza las rodillas con cada pedaleo

Aunque te parezca sorprendente montar bicicleta no perjudica estas articulaciones, todo lo contrario, ¡las protege!, es un ejercicio de bajo impacto para esta área de tu cuerpo y sobre en comparación con otros ejercicios y deportes que no favorecen el buen estado de nuestras rodillas, como correr, ya que desgastan los cartílagos de las mismas acelerando problemas como la artrosis.

Por su parte el ciclismo es bueno para la salud de tus rodillas, los músculos de las rodillas se desarrollan con esta actividad, implicando una mayor sujeción en estas articulaciones. Una gran ventaja es que la mayor parte del peso corporal se centra en el asiento evitando que los cartílagos se desgasten.

Ahora que hemos compartido contigo algunos beneficios del ciclismo, no dudes en aprovechar al máximo de este gran deporte. Anímate a montar bici y comenzarás a ver pronto los resultados en tu salud física y mental.

montar-bicicleta-panama_shoperia.png