¿Oportunidad o crisis?, o Crisis y oportunidad?

“ Los chinos utilizan dos pinceladas para escribir la palabra crisis. Una pincelada significa peligro la otra oportunidad. En una crisis toma conciencia del peligro, pero reconoce la oportunidad”- John F. Kennedy

¿Qué va a pasar?, pues lo primero que tenemos que analizar es que ha pasado y que está pasando alrededor del mundo. Nuestros países, aunque en cuarentena, no estamos aislados de lo que se está haciendo y viene funcionando en otras latitudes.

En China por ejemplo a la salida de la cuarentena total, el mercado inmobiliario ha visto un repunte, muy alejado de las cifras normales, pero si ha habido un incremento. En la venta de propiedades nuevas el chino es muy tradicional, y ahora mismo están enfocando sus prioridades al ámbito laboral y al consumo de ocio/restauración. Las ventas de propiedades nuevas han tenido una afectación de precio dependiendo de la ubicación, de entre un 10 al 30% menos.

Muy interesante en China que el levantamiento de las restricciones el mercado inmobiliario de alquiler ha regresado a niveles casi normales, ya que este tipo de necesidad habitacional es la misma, no como la compra de una casa nueva, que puede ser aspiracional.

¿Qué han hecho en china para reactivar el mercado inmobiliario? Tres acciones principales, la primera relajar los intereses bancarios para estimular la compra, segundo incentivos fiscales y de impuestos para la compra de viviendas, un tipo de promoción de gobierno en estos tiempos, y lo tercero agilizar los procesos y digitalizarlos.

Veamos el otro lado del mundo, que está pasando en España. Un mes después de decretarse el estado de alarma, ya los precios en propiedades del mercado residencial primario comienzan a ver disminución de precios de hasta 10%. Ya el mercado de los extranjeros comprando una segunda vivienda en España, ha pausado de tal manera que es casi nulo. 

Han habido cambios radicales en el mercado local. Antes de la pandemia el 44% de las búsquedas de vivienda se daban en capitales de provincia, luego de pandemia ha bajado a casi 33%. Esto se traduce en que el consumidor español vive en una casa que no le gusta, y que prefiere vivir en zonas menos céntricas, pero con más amenidades de exterior, como pueden ser un jardín, o una gran terraza.

En España como en China el mercado de alquileres se mantiene, pero en España comienzan a flexibilizarse algunas condiciones, como lo pueden ser abonos de garantía, meses en adelantado e inclusive subarrendamientos de una misma propiedad.

¿Qué podemos aprender de China y España para adecuarnos como agentes inmobiliarios en nuestros países?

  1. Los gobiernos van a tener que interceder en el modelo económico para flexibilizar y agilizar el mercado. Debemos mantenernos muy atentos y prepararnos. La experiencia indica que los alquileres serán una fuente de negocios importante.

  2. Veremos movimientos entre zonas residenciales, a nivel de barrio, ciudad e inclusive provincias. Debemos monitorear las ofertas por zona y cómo vienen evolucionando y adecuar nuestros listings según estas nuevas necesidades del mercado.

  3. El cliente debe vernos y debemos estar en su lista de consideración, por lo que ser relevante y visible es mas importante que nunca. Hay que mantener todas las vitrinas de atención y ventas abiertas, las mas importantes ahora mismo son las digitales

Y como dijo Kennedy, “…pero reconoce la oportunidad”.