La mayoría de los consumidores desean mudarse de hogar después del COVID-19

Esto es lo que resulta de un estudio realizado sobre los miles de clientes potenciales, compradores e inquilinos, que buscan, investigan y compran o alquilan sus propiedades diariamente a través de Encuentra24 en Panamá. También se les hizo otras preguntas relevantes y los resultados son fascinantes, vean. 

El estudio se realizó durante el pasado mes de junio entre usuarios y clientes de la plataforma Encuentra24, el Marketplace más usado en todo Centro América para buscar inmuebles en venta y alquiler. Un total de 925 personas participaron en el estudio respondiendo preguntas sobre sus planes y hábitos de consumo post COVID-19 en lo que a la compra o alquiler de un hogar respecta. Este número de personas son suficientes para realizar un modelo fiable sobre lo que piensa el mercado. Los resultados arrojaron resultados bien interesantes.

Antes de preguntarles si desearían cambiar de vivienda, quisimos saber en qué tipo de propiedad viven los panameños. El 55.36% ha respondido que viven en un inmueble propio (hipotecado o pagado), y 28.12% han declarado que viven en una propiedad alquilada. Esto hace pensar que la mayoría está en condiciones económicas para mudarse pues ya poseen un activo con el que apalancar la operación, o puede incluso que necesiten rebajar el valor de la hipoteca, y este sea uno de los motivos para decidir realizar el cambio, a uno más económico o que esté situado en otro lugar más barato. De entre los que viven alquilados, puede darse también esta motivación de reducir costes o mejorar el contrato de alquiler o también que vence y quieren aprovechar para buscar una mejor solución habitacional.

1.png

Ante la pregunta si les gustaría mudarse luego de la pandemia, el 57% respondió de forma afirmativa o que quizás lo harían, es decir que están pensando en ello, pero que aún están expectantes o dubitativos.

Este gran número de personas planeando mudarse de hogar representa una oportunidad latente y muy clara para el mercado inmobiliario secundario, pero también para el de viviendas nuevas.

Entre las personas que afirman mudarse tras la pandemia, es interesante observar que el 36.7% declara que quisiera comprar una casa, y un 12.37% quisiera alquilar, (49% en total), versus sólo un 7,54% que quisiera comprar un apartamento y otro 12.49% que desea alquilarlo (20% en conjunto). También hay un alto porcentaje, el 19.67%, que declara “Otro” con lo que podemos interpretar que está indeciso o no tiene una idea clara aún de a donde quiere cambiar.

Tratando de profundizar sobre las preferencias de este potencial cliente inmobiliario y entender cómo se proyecta la dinámica del mercado, a los participantes, en el estudio se les preguntó por otras características del inmueble ideal al que están planeando mudarse. Los resultados no son demasiado sorprendentes, dadas las circunstancias del prolongado aislamiento pero no por ello son importantes a tener en cuenta pues es lo que de seguro va a mover el mercado en lo que queda de año y en el año que viene. La tendencia que demanda el cliente post COVID es a más espacio, más casa que apartamento, no necesariamente una propiedad nueva, pero idealmente con espacio exterior y con posibilidad de moverse del centro a las afueras.

Obviamente el deseo de tener una casa más grande y con jardín es posiblemente un sueño, pero otros estudios sobre el mercado a los que el equipo de Encuentra24 ha podido tener acceso han evidenciado que lo que realmente se está vendiendo y a buen ritmo hoy día son viviendas unifamiliares o adosadas con un pequeño jardín. Son propiedades de entre $50K y $100K en el segmento de bono solidario, que están situadas a las afueras de la ciudad de Panamá, en nuevos desarrollos inmobiliarios tanto en Panamá Este, como en Panamá Oeste, pero también muchos y de manera creciente en las zonas del interior como Penonomé, Santiago y David.

En la presente encuesta, los participantes corroboraron esta tendencia y ante la pregunta de si están en condiciones de mudarse después de la pandemia y de si gozan de una posición económica favorable para mudarse en el corto y mediano plazo, el 33.53% respondieron que sí. El resto, es decir la gran mayoría está en una situación de incertidumbre,  en el corto plazo, lo que tiene sentido y corresponde de manera muy directa a la coyuntura actual. No obstante así, el 17,43% respondió que está en condiciones de mudarse en el mediano plazo y el 4,82% podría hacerlo en 6 meses a un año, con lo que el porcentaje de personas con posibilidades económica de mudarse en corto, medio y hasta un año de plazo se eleva hasta el 52,5% del total.

5.png

Una pregunta muy relevante para nuestros clientes y socios corredores, es conocer la percepción de servicio que brindan, y como se puede mejorar.  Así que aprovechamos y les preguntamos a los consumidores si piensan que un corredor de bienes raíces puede ayudar en su proceso de encontrar un nuevo hogar. Sólo un 21.32% respondió que sí, mientras la mayoría dice que no o que no está seguro.

6.png

Según las respuestas de los casi mil personas entrevistadas, hay una oportunidad importante en el mercado para que los agentes inmobiliarios capten más clientes que no están actualmente contando con ellos en sus transacciones. Es un hecho que el agente inmobiliario profesional agrega valor a la intermediación inmobiliaria, pero entonces ¿Por qué muchos usuarios no trabajarían con un corredor?. También hemos sondeado el mercado para saber la respuesta a estas preguntas y tratar de comunicar a los corredores de bienes raíces que es relevante y que tienen que hacer para captar estos clientes y generar más negocio.

El mensaje mayoritario que manda el mercado es que los agentes profesionales son percibidos como caros y no generan confianza. Esto puede denotar un grave desconocimiento del trabajo de los corredores y quién paga realmente sus servicios y sobre todo, en qué consisten éstos más allá de mostrar los inmuebles. El público en general parece no conocer la seguridad y tranquilidad que introduce el corredor profesional en todo el proceso de la transacción y la cantidad de trámites y documentación que gestionan en nombre del cliente. 

Parece evidente a la luz de estos resultados que los agentes de corredores de bienes raíces tiene una gran oportunidad de ganar un gran número de clientes, si aprenden a comunicar mejor y centran el foco de su mensaje en generar confianza, mostrar el valor de su trabajo y mejorar la percepción del mercado a sus propuestas de servicios. El estudio muestra que existe un déficit evidente de comunicación y de marketing entre los profesionales de cara al mercado, algo que por otro lado no debería sorprender a muchos. Muchos clientes se pueden ganar si se consigue llegar mejor a ellos y extraer el potencial de negocio que representan. Esto hoy en día, se consigue principalmente a través de los canales de comunicación más relevantes y especializados en el proceso de compra y alquiler, los portales digitales.

En Encuentra24 contamos con soluciones para que los agentes inmobiliarios en Panamá desarrollen campañas de imagen, de generación de confianza y de valor con soluciones innovadoras. También tenemos herramientas muy interesantes para la captación de clientes. 

Esta encuesta desarrollada por el equipo de inteligencia de Encuentra24 Business presenta datos muy valiosos para nuestros socios y clientes en el segmento inmobiliario de Panamá.