El “delivery” se consolida en pandemia